#MuseumWeek

Anécdotas de una semana con muchos hashtags

_ima_museumweek

Debo empezar explicando (para los que por zona geográfica no participaron o no se enteraron) que #MuseumWeek es una iniciativa pionera de los museos europeos y Twitter para utilizar su plataforma como herramienta que puede acercar a “todos” a la cultura. La idea era que desde cualquier punto del planeta tuviésemos acceso a los expertos para preguntar por datos, anécdotas, curiosidades, información y tener acceso al personal del museo que rara vez tenemos a nuestro alcance. Participaron los museos emblemáticos junto a los más modestos y pequeños de Italia, Reino Unido, Francia y por España se sumaron alrededor de 50 museos. Podemos consultar toda la lista de museos por país aquí https://discover.twitter.com/arts/museumweek

La semana de #MuseumWeek terminó y seguro tendremos muchos post por leer con estadísticas, análisis concienzudos y debates al respecto, pero para eso están los demás. Para mí resulto una semana agotadora porque me propuse participar cada día, así que podéis imaginar como sería para los museos que participaron a conciencia “un maratón y horas extras no pagadas”. A algunos museos les supuso dinamizar su presencia en Twitter y aumentar sus seguidores, a otros consolidarse manteniendo y subiendo audiencia y sinceramente creo que para otros significó una tarea extra que no podían asumir.

Captura de pantalla 2014-03-25 a la(s) 13.22.41

Los hashtags de cada día…
Para dinamizar la actividad de la semana en #MuseumWeek se creó un hashtag específico para cada día, así de esta forma se oriento a los tuiteros a participar alrededor de una idea “más o menos” concreta cada jornada. (# DayInTheLife) (#MuseumMastermind) (#MuseumMemories) (#BehindTheArt) (#AskTheCurator) (#MuseumSelfies) (#GetCreative). Usar dos hashtags más la pregunta o respuesta respectiva en 140 caracteres resulto un poco complicado, demasiados caracteres para los hashtags oficiales y las quejas respectivas del auditorio.

En el debate de la semana pasada de #cultura18 (se puede consultar el Storify aquí: http://ow.ly/uX7cj ) se converso sobre el interés y dudas que generaba la iniciativa de MuseumWeek y hoy será el análisis del después de esta iniciativa, interesante ver las opiniones y estadísticas que deja una semana tan activa alrededor de los museos expresándose en 140 caracteres.

El becario también existe
La historia comenzó cuando tras participar el día de #MuseumMastermind en un concurso de preguntas-respuesta tuve la oportunidad de ganarme un premio de una céntrica institución de Madrid. ¿A quién no le gusta ganarse un concurso y recibir su recompensa? Así que fui a retirarlo con cierta emoción, que poco a poco se transformaría en desilusión y en un regusto amargo con cierto punto de cabreo al final; tras comprobar que a la responsable que ejerció el papel de CM -una becaria, llamémosla “X”-, y que seguro trató de dinamizar la red del centro como mejor pudo, no era reconocida en la misma portería del centro. Razón por la cual me tocó insistir en mi condición de “premiada”, pidiendo amablemente a la conserje de turno que por favor llamara a la oficina de prensa y preguntara por “X” a lo cual se negó de forma clara, negando la existencia de “X”. Así que intenté pedirle al conserje -que acababa de llegar y que fue mucho más amable- llamar a dicho departamento. Cual fue mi sorpresa cuando desde la misma oficina de prensa desconocían la existencia de “X” -esto ya comenzaba a parecerse a una mala película de absurdos-. Por suerte salía de su jornada un oficinista de la institución que sabía que “X” existía. Y así, por fin me dejaron subir por mi premio, que como colofón final resulto ser un triste catálogo amarillento de 20 años de edición y de poco interés… Pero premio es premio.

La triste conclusión de la historia, es que claramente falta un camino largo por recorrer. Los CMs -becarios incluídos- siguen siendo personal laboral invisible o inexistente en muchas instituciones culturales (hay excepciones?), y probablemente no existe ningún interés por reconocerlos dada cuenta que en los planes de comunicación generales aún su labor no suele estar definida, ni por su trabajo y menos aún por dotarles de herramientas y presupuestos adecuados para hacer su labor en condiciones.

Digamos que de momento me quedo con la experiencia de una semana interesante, que pone en valor las luces y sombras de las RRSS de los museos, que coloca en el mismo lugar de valor a los pequeños frente a los grandes y que me confirmó que no siempre los más reconocidos son los más cercanos.

Estrategia básica de Social Media para Museos

_marco_social-networks
Teniendo en cuenta que cada vez más visitantes deciden ir a las exposiciones de acuerdo a la información que encuentran en las redes sociales, me dispuse a buscar información que me permitiera hacer un esquema básico de necesidades que tendría que cubrir una institución cultural para acceder a la comunicación 2.0.

Las claves a tomar en cuenta las encontré en el estudio del año 2012 en España a cargo de dosdoce.com. a las que añado algunas de autoría propia.

La formula magistral que tendrían que tener en cuenta los museos para una buena estrategia 2.0:

– Incluir en el plan rector del museo una estrategia básica SocialMedia.
– Tener una sala de prensa virtual para agilizar el trabajo con los medios de comunicación.
– Incluir en los presupuestos anuales de comunicación una partida para herramientas de gestión SocialMedia.
– Incorporar la figura del Community Manager en el departamento de difusión de las instituciones.
– Configuración de una página web dinámica y eficaz con la Información oportuna para contactar con el equipo de prensa.
– Tener un buscador interno: un buscador semántico para tener una comunicación bidireccional con el usuario.
– Tener y crear enlaces externos: para aumentar exponencialmente la visibilidad de la institución.- Generar comunidad: Con el intercambio de experiencias y comentarios se crea feedback y cercanía.- Crear un espacio propio en Wikipedia.
– Abrir su propio canal de YouTube.
– Tener presencia en Instragram en la red profesional: Linkedin
– Tener presencia en Facebook con una fanpage oficial y perfil propio.
– Contar con una fuente de contenidos o canal RSS para dar a conocer las novedades de forma eficaz y automática.

Esto es un recetario básico a partir del cual revisar y analizar en que punto esta cada institución y como incorporarse a la realidad SocialMedia en el ámbito cultural.

En la próxima entrega, más….