Redes para un mundo nuevo

fichero_104671_20140419
Antes los activistas se definían por sus causas, ahora se les define
por sus herramientas
Malcolm Gladwell

Logo-LovinkY para terminar el año aquí alguna reflexiones personales sobre las ideas de Geert Lovink “The Media Guru” que nos invita a pensar alrededor de los avances tecnológicos que tenemos a mano ahora y que se desarrollan a velocidades inéditas. La cuestión es que la expertización de uso de los millones de usuarios no va a la misma velocidad, en la actualidad en países del primer mundo casi todos tenemos un Smartphone que nos enlaza con todo, en cualquier momento, pero son muy pocos los que realmente aprovechan el verdadero potencial de estas tecnologías.

Geert Lovink con su trabajo conceptual esta haciendo un ejercicio de reflexión muy importante y necesario para la sociedad en estos momentos de frenesí tecnófilo.

Si bien es cierto que todos somos ávidos consumidores a distintos niveles de las nuevas tecnologías es importante destacar que son muy pocos los teóricos que están reflexionando sobre las verdaderas claves de los sucesos tecnológicos que mueven nuestros tiempos.

Lovink en una entrevista concedida hace 6 años en Madrid, ya especulaba sobre la rápida absorción de los dispositivos tecnológicos en la población y mencionaba el fenómeno Smart mobs para la toma de conciencia social y organizador de movilizaciones. Pero entonces faltaban aún 3 años para llegar a 2011 y ver la llamada revolución árabe que en buena medida se alzo gracias a redes sociales como Facebook o Twitter.

Si echamos un vistazo a la historia de internet veremos que su manejo ha estado en manos de una nutrida élite de estructuras y agentes. Sin ser experta en el tema es fácil afirmar que la red se maneja con una serie de protocolos que empezaron de forma privada y a día de hoy aunque su uso es abierto sus entrañas aún no lo son. La importancia de este momento histórico radica en la aparición de nuevos estándares abiertos que han ido desarrollándose por el mundo y que no obedecen a corporaciones ni empresas privadas.

Las nuevas tecnologías que tenemos ahora a nuestra disposición hablan de la realidad que nos acontece, que pasa por políticas polarizadas, bruscos cambios sociales o repetitivas crisis económicas; hechos que han permitido un contexto idóneo para el surgimiento del llamado “ciberactivismo” que se redefine en esta década como la capacidad de auto-organización tecnológica que pasa más por el uso de software libre y redes autogestionadas que por los medios más populares y controlados.

Cabe destacar la definición de “Nihilismo” que Lovink presenta como la acción de quitar poder a la omnipresente influencia de los mass-media con la aparición de versiones contradictorias a las oficiales, sin olvidar que también las nuevas herramientas han permitido con facilidad ahora más que nunca el seguimiento y control social.

Estamos viviendo unos tiempos apasionantes y revolucionarios con un acceso impensable a la información, tenemos aquí y ahora, ese futuro de ciencia-ficción de las películas, la cuestión es saber si estamos preparados o dispuestos a sacarles el provecho que nos ofrecen.

#MuseumWeek

Anécdotas de una semana con muchos hashtags

_ima_museumweek

Debo empezar explicando (para los que por zona geográfica no participaron o no se enteraron) que #MuseumWeek es una iniciativa pionera de los museos europeos y Twitter para utilizar su plataforma como herramienta que puede acercar a “todos” a la cultura. La idea era que desde cualquier punto del planeta tuviésemos acceso a los expertos para preguntar por datos, anécdotas, curiosidades, información y tener acceso al personal del museo que rara vez tenemos a nuestro alcance. Participaron los museos emblemáticos junto a los más modestos y pequeños de Italia, Reino Unido, Francia y por España se sumaron alrededor de 50 museos. Podemos consultar toda la lista de museos por país aquí https://discover.twitter.com/arts/museumweek

La semana de #MuseumWeek terminó y seguro tendremos muchos post por leer con estadísticas, análisis concienzudos y debates al respecto, pero para eso están los demás. Para mí resulto una semana agotadora porque me propuse participar cada día, así que podéis imaginar como sería para los museos que participaron a conciencia “un maratón y horas extras no pagadas”. A algunos museos les supuso dinamizar su presencia en Twitter y aumentar sus seguidores, a otros consolidarse manteniendo y subiendo audiencia y sinceramente creo que para otros significó una tarea extra que no podían asumir.

Captura de pantalla 2014-03-25 a la(s) 13.22.41

Los hashtags de cada día…
Para dinamizar la actividad de la semana en #MuseumWeek se creó un hashtag específico para cada día, así de esta forma se oriento a los tuiteros a participar alrededor de una idea “más o menos” concreta cada jornada. (# DayInTheLife) (#MuseumMastermind) (#MuseumMemories) (#BehindTheArt) (#AskTheCurator) (#MuseumSelfies) (#GetCreative). Usar dos hashtags más la pregunta o respuesta respectiva en 140 caracteres resulto un poco complicado, demasiados caracteres para los hashtags oficiales y las quejas respectivas del auditorio.

En el debate de la semana pasada de #cultura18 (se puede consultar el Storify aquí: http://ow.ly/uX7cj ) se converso sobre el interés y dudas que generaba la iniciativa de MuseumWeek y hoy será el análisis del después de esta iniciativa, interesante ver las opiniones y estadísticas que deja una semana tan activa alrededor de los museos expresándose en 140 caracteres.

El becario también existe
La historia comenzó cuando tras participar el día de #MuseumMastermind en un concurso de preguntas-respuesta tuve la oportunidad de ganarme un premio de una céntrica institución de Madrid. ¿A quién no le gusta ganarse un concurso y recibir su recompensa? Así que fui a retirarlo con cierta emoción, que poco a poco se transformaría en desilusión y en un regusto amargo con cierto punto de cabreo al final; tras comprobar que a la responsable que ejerció el papel de CM -una becaria, llamémosla “X”-, y que seguro trató de dinamizar la red del centro como mejor pudo, no era reconocida en la misma portería del centro. Razón por la cual me tocó insistir en mi condición de “premiada”, pidiendo amablemente a la conserje de turno que por favor llamara a la oficina de prensa y preguntara por “X” a lo cual se negó de forma clara, negando la existencia de “X”. Así que intenté pedirle al conserje -que acababa de llegar y que fue mucho más amable- llamar a dicho departamento. Cual fue mi sorpresa cuando desde la misma oficina de prensa desconocían la existencia de “X” -esto ya comenzaba a parecerse a una mala película de absurdos-. Por suerte salía de su jornada un oficinista de la institución que sabía que “X” existía. Y así, por fin me dejaron subir por mi premio, que como colofón final resulto ser un triste catálogo amarillento de 20 años de edición y de poco interés… Pero premio es premio.

La triste conclusión de la historia, es que claramente falta un camino largo por recorrer. Los CMs -becarios incluídos- siguen siendo personal laboral invisible o inexistente en muchas instituciones culturales (hay excepciones?), y probablemente no existe ningún interés por reconocerlos dada cuenta que en los planes de comunicación generales aún su labor no suele estar definida, ni por su trabajo y menos aún por dotarles de herramientas y presupuestos adecuados para hacer su labor en condiciones.

Digamos que de momento me quedo con la experiencia de una semana interesante, que pone en valor las luces y sombras de las RRSS de los museos, que coloca en el mismo lugar de valor a los pequeños frente a los grandes y que me confirmó que no siempre los más reconocidos son los más cercanos.

Los blogueros del arte contemporáneo

_ima_Blog-museos3Y llego el 13 de febrero con la inauguración de la feria Arco Madrid 2013. Desde hace años para mi la feria Arco es una cita infaltable, aunque se repitan muchas obras o tendencias, siempre encuentro curiosidades que me motivan crear nuevos proyectos.

Bien, pues siguiendo la pista del impacto que han tenido las redes sociales en este tipo de eventos culturales, he descubierto que las ferias de arte también torpemente se empiezan a subir al carro de las nuevas estrategias de comunicación 2.0. Ya el año pasado pude hacer una visita descargando el app gratuito en mi iPhone, sin necesidad de andar con engorrosos papeles para ubicar las galerías (y este 2013 no hubo app disponible?). Aunque encontré códigos QR que la organización de la feria repartió entre las galerías, mi sorpresa fue descubrir que nos dirigían al PDF de la página del catálogo (que todos previamente podíamos descargar completo de su web) pero no nos proporcionaba el precio de la obra o datos relevantes para los posibles compradores. Todavía falta mucho camino tecnológico por recorrer en estos eventos. Pero no todo puede ser negativo, este año iniciaron un evento novedos0.

Les presento Arco Bloggers, un proyecto que nace bajo el lema “Arte contemporáneo: herramientas y estrategias en la red” y para ello han invitado a blogueros destacados de arte en España y a creadores de opinión internacionales.

Este evento nos invitó el día 15 y 16 de febrero a un foro de expertos en los que se discutió en mesas de debate cuestiones que abarcan desde la irrupción de la web 2.0 y 3.0 en el mundo de la crítica de arte hasta como influye en los mercados y por supuesto en la difusión de nuevas tendencias y artistas. Si os interesa el tema os invito a ver:  http://www.ifema.es/ferias/arco/foro.html

Por supuesto podéis seguir la feria en twitter @FeriaARCOmadrid y en facebook https://www.facebook.com/ARCOmadrid. Hasta ayer estaban dando entradas gratuitas a través de preguntas en las redes sociales, a participar…